Las inmortales: The Temptations - My Girl (1965)

A finales de los 60, el combo Holland-Dozier-Holland abandona la Motown y esto acarrea una mudanza de la compañía desde Detroit hasta Los Ángeles y un antes y un después en el sonido. En este segundo periodo aparecen los álbumes más célebres del sello (Let’s Get It On, What’s Going On, Innervisions, Songs In The Key Of Life...). En cambio, estos lanzamientos supremos, excelsos y elaborados no responden al KISS principle (Keep It Simple, Stupid) que forjase el clásico sonido de la discográfica durante la década de los 60. Como este principio describe, la táctica de la compañía era la de producir una música fácil(ona) con letras banales, melodías pegadizas y una cuidada puesta en escena; en definitiva: música para las masas (ojalá la música para las masas de hoy fuera la mitad de deliciosa que aquella de la Motown). A este KISS Principle se adhieren perfectamente The Marvelettes (tal vez la formación más comercial del sello), Mary Wells o The Miracles. En cambio, como muestra, he seleccionado “My Girl”, de The Temptations. En 1964, Smokey Robinson compone el tema en cuestión para esta formación masculina, con David Ruffin como voz principal por primera vez desde que se incorporara un año antes. My Girl, que se convirtió en el primer nº 1 del grupo, presenta todos los elementos que enloquecieron a los jóvenes de los 60 (las jovencitas, en este caso): letra desenfadada, una melodía adictiva, vestimenta uniformada, coreografías empalagosísimas y una interpretación gestual por parte de Ruffin que sobrepasa lo kitsch. ¡Me encanta!

blog comments powered by Disqus