Sugarush Beat Company (Sony BMG, 2008)

Cuando nos enterábamos hace ahora aproximadamente un año que Rahsaan Patterson estaba inmerso en un proyecto al margen de su carrera solista acompañado por una cantante danesa y un productor australiano, nuestra primera reacción fue la de sorpresa. Más adelante, cuando escuchábamos aquel "Oh Lord (Take Me Back)" en su último trabajo, Wines & Spirits, la sorpresa pasó a ser curiosidad y ahora que el álbum debut de SugaRush Beat Company acaba de ver la luz, podemos decir que Patterson, Jaz Rogers y Ida Corr pueden ir preparando sus mejores galas, porque el éxito está llamando a sus puertas. Una gran disparidad estilística se cuece en las producciones de Jaz, nombre que empieza a sonar con fuerza tras conocer que es él quien está detrás del primer elepé del británico Bryn Christopher y que además se está encargando del regreso de Lauryn Hill. Pop con tintes electro de raza europea en plena fusión con funk y soul-rock al que Rahsaan y Ida ponen voz, esta última en particular en las composiciones más cercanas al dance, terreno en el que ya tiene una amplia experiencia - algunos la conocerán por el rompepistas "Let Me Think About It" del dj y productor holandés Fedde Le Grand -. Son inevitables las comparaciones con los líderes del eclecticismo y la psicodelia, entre ellos Gnarls Barkley, Outkast o N.E.R.D. Y algunos son los que incluso encuentran en Sugarush Beat Company ecos de Sly & The Family Stone. Para los que esperábamos que Mr. Patterson no se saliera de su más que reconocible smooth soul, los temas que componen Sugarush Beat Company nos han dejado noqueados. Una onda fresca, eléctrica y upbeat reconocible en temas como "Gunshots 'n Candyfloss", "All Of A Suddenly", el ya mencionado "Oh Lord (Take Me Back)", el infeccioso "Sugarush" o "They Said, I Said", recorre nuestra espina dorsal obligándonos a menear las caderas sin descanso. La explosión multicultural que compone Sugarush ha dejado claro con esta, su primera puesta de largo, que aún tienen mucho camino por delante. Y nosotros así lo esperamos.

blog comments powered by Disqus