Stevie Wonder - The Jazz Soul of Stevie Wonder (Motown, 1962)

Juguemos a que nadie ha visto la foto que acompaña este texto y que os digo: adivina, adivinanza, ¿quién es un niño de once años capaz de componer, tocar las teclas, la armónica y la percusión y conseguir un resultado tan bueno que la Motown de los 60 acceda a publicar cosas que no habían tenido cabida hasta entonces, como es editar un álbum completamente instrumental? Pistas: era ciego y, además, en posteriores trabajos descubre una voz espectacular. ¡Sí, señor! No podía ser nadie más que el pequeño gran Stevie Wonder.

A juzgar por los créditos, en Motown andaban todos locos con el benjamín de la casa. Aparte del propio Stevie, que se encarga de co-producir Wondering y Session Number 112, y de los maestros Henry Cosby y Clarence Paul encargados de casi todo lo que sigue, encontramos Soul Bongo, un simpático tema de la mano del propio Marvin Gaye con el niño Wonder aporreando los bongos magistralmente. Para terminar con el cuadro, el mismísimo Berry Gordy firma el tema que cierra este trabajazo y en el que la harmónica del pequeño genio no deja lugar a dudas sobre lo prodigioso del panorama. La primera canción, Fingertips, completamente instrumental, se convertirá después en su versión vocal (Fingertips Pt. 2) en el primer gran éxito de este Mozart de la música afroamericana.

Dice la crítica generalizada que Stevie se muestra algo flojo en algunos puntos, que las composiciones no son todo lo potentes que podrían haber sido en función del equipo técnico... Pero, oye, ver cómo lo más granado de la época babea con Little Stevie y sus once añitos tiene un valor incalculable; además, esa flojera de la que se acusa está por demostrar. Ni cuenta... ¡un disco magistral!

blog comments powered by Disqus