Las Inmortales: Billie Holiday - Strange Fruit (1939)

Cuando de la garganta de Billie Holiday salen las primeras notas de "Strange Fruit" uno no sabe qué hacer para no echarse a llorar como un niño de 5 años. Fue la primera canción explícitamente antirracista cantada por un afroamericano (en este caso una afroamericana) suponiendo un terremoto en aquellos desgraciados y segregacionistas años. Compuesta por Abel Meeropol, un profesor judío afiliado al Partido Comunista de los EEUU, después de presenciar una foto que reflejaba los linchamientos a personas de raza negra que acababan balanceándose colgados de un árbol, la canción narra precisamente eso mismo, de ahí su nombre: "Fruta extraña". Emocionante, escalofriante, para poner lo de dentro fuera, espectacular, impresionante...todas estas palabras se quedan cortas cuando hay que describir la interpretación que realiza Billie Holiday de este poema. En 1939 su voz se elevó firme sobre las conciencia de la América blanca para decir que ya bastaba. Por esta razón, entre muchas otras, esta Diosa de ébano se merece un hueco privilegiado en la historia de nuestra música negra. Os dejamos con esta versión del final de su carrera en la que se puede comprobar como los estragos de sus muchos excesos marcaron tanto su físico como sus cuerdas vocales. Da igual, nadie cantará jamás como ella. Al piano, Mal Waldron. Casi nada.

blog comments powered by Disqus