Down To Earth. Un recuerdo a Luther King en clave de soul

Cuando llegaba a nuestras manos toda la información sobre el corto Down To Earth nos mostrábamos un tanto sorprendidos. Reunir en poco menos de media hora a personalidades tan relevantes como el compositor David Porter, la directora de comunicación del sello Stax en los sesenta o el propio reverendo Samuel Billy Kyles, quien acompañara a Martin Luther King en los minutos anteriores a su asesinato, nos parecía algo bastante insólito. Fue empapándonos de la historia que acompaña a este espectacular trabajo de investigación cuando las piezas comenzaror a encajar. El catalán David Moreu, cámara en mano, rememora la convulsa América de aquella época, analizando personajes y situaciones que de no ser por el ambiente musical del momento, perderían todo su enfoque. Down To Earth es un documento de obligada visión para cualquier seguidor del género, por descontado, pero también es una estupenda forma de hacer llegar a los neófitos y curiosos los orígenes de un movimiento musical ligado en gran medida a la defensa de los derechos civiles, la igualdad de razas y, en definitiva, una via de escape a una situación que alarga su sombra hasta nuestros días. Sobre como fue tomando forma el documental y todas las cuestiones que lo acompañan charlamos con su creador.

BlackSoundHistory: ¿Qué supone para un periodista musical encontrarse de repente en uno de los centros neurálgicos del desarrollo del soul y además poder ser parte de un trocito de esa historia?

David Moreu: Memphis es, sin duda, la ciudad musical por excelencia. Allí empezó a popularizarse el blues, nació el rock n’ roll, es la ciudad de Elvis, y surgió el movimiento de la música soul… sólo con estos cuatro hechos clave ya sería una ciudad de leyenda, pero si a esto le sumamos su papel clave en la lucha por los derechos civiles y que allí asesinaron a Martin Luther King, pues la importancia es aún más significativa.

Cuando viaje a Memphis había leído mucho sobre la ciudad, su música y sus artistas, creía que no me sorprendería tanto… pero nunca imaginé que la música aún se viviera con tanta pasión. Sin exagerar, se puede decir que todo gira alrededor de la música, con mucha nostalgia por el pasado, pero al fin y al cabo es un legado inigualable. Beale Street es una calle increíble donde la música suena las 24 horas del día, también está el Museo de Sun Records, el Museo de Stax, el museo del Rock & Soul, el Museo de Los Derechos Civiles… es una ciudad que derrocha historia, música y lo vive al límite.

El viaje en el que rodamos el documental fue a finales de noviembre del 2007, coincidiendo con el 50 aniversario de Stax Records, pocos días antes del 40 aniversario de la muerte de Otis Redding y ya se escuchaban los ecos del 40 aniversario del asesinato de Luther King (cuatro meses más tarde), así que fue un momento muy especial para estar en Memphis, hablar con la gente y ver cómo reivindicaban su historia.

BSH: Down To Earth ya se ha estrenado en el propio museo de Stax y en algún que otro festival. Recuerdo haber leído que tu idea es darle cierto rodaje al corto antes de presentarlo a distintos medios televisivos. Ahí viene mi pregunta, ¿No crees que el hecho de estar basado en un género musical bastante poco transitado en nuestro país supone un handicap de cara a su emisión en los grandes medios?

David Moreu: Tal como comentas, el documental se estrenó en una proyección especial el pasado mes de setiembre en el Stax Museum of American Soul Music (Memphis). Fue un momento bastante emotivo, puesto que vinieron algunos de los protagonistas (entre ellos Valencia Robinson y Deanie Parker), los responsables del museo y varios alumnos de la “Soulsville Charter School” (la academia vinculada a la Fundación Soulsville y al Museo de Stax) y se generó un debate muy curioso sobre el papel de la música en la sociedad y el significado de la música hoy en día.

Este documental es un proyecto totalmente independiente y, casi sin pretenderlo, ha encontrado en los festivales de música y los blogs de Internet su mejor medio de difusión. Supongo que esto es debido a su temática tan concreta, que pasa desapercibida para el público mayoritario (sobretodo aquí en España), pero que tiene una minoría de seguidores muy fieles que buscan este tipo de contenidos… como bien dices, la música soul y los derechos civiles quedan bastante lejos para el público de aquí.

La idea es conseguir que el documental se proyecte en cuantos más sitios mejor, ya sean festivales, cine-clubes, fiestas privadas… y, sobretodo, que la gente conozca esta historia. Si todo este nos permite presentarlo con garantías a un canal de televisión, pues sería un buen final de trayecto.

Eso si, en todos los sitios donde se ha proyectado ha tenido muy buena acogida e incluso la gente que no conocía esta música o el período histórico que se refleja en el documental, se han acabado interesando por el tema y me consta que han comprado algún disco de Stax… como dice Valencia Robinson en una escena del documental, “sólo hace falta mostrar las cosas a la gente”, después es fácil que se interesen por ellas.

BSH: Con este documental sacas a colación algo que muchos habían olvidado, el poder de la música como arma política. Recientemente hemos comprobado con la campaña del ya presidente Obama lo bien que funciona esa comunión político-musical. ¿Crees que Obama representa o puede llegar a representar lo que en su día fue la figura de Martin Luther King?

David Moreu: La música es un arma muy poderosa, y no sólo a nivel político. Las modas vienen y van, pero la música siempre está allí en todas sus formas y variantes… los mensajes de amor, odio, paz, lucha, revolución siguen llegando a la gente para bien y para mal, pero están allí. La gente necesita referentes y hoy los sigue encontrando en los músicos y cantantes, por este motivo no se puede obviar su mensaje y el alcance que éste puede tener.

El caso de Obama es muy curioso, puesto que en cierto punto de la campaña puso como himno el tema “A Change is Gonna Come” de Sam Cooke… soul auténtico al 100%. Y las similitudes con Luther King son muchas y trascienden el tema de la raza… ambos han aportado una ilusión renovada a la gente, han demostrado que un cambio de mentalidad es necesario, se han desmarcado del estilo y de la imagen conservadora de sus oponentes políticos y han conectado con los jóvenes y las minorías… casi nada! Ahora toca ver cuánto podrá hacer o cuánto le dejarán hacer a Obama, pero que esté allí ya es un gran éxito.

BSH: ¿Pesó la responsabilidad ante tamaño despliegue de personalidades al ser este tu debut como realizador?

David Moreu: El motivo principal de mi viaje a Memphis era escribir un par de reportajes sobre la música en la ciudad y el aniversario de Stax Records, el tema del documental era un proyecto paralelo que fue tomando forma a medida que pasaban los días y que teníamos acceso a gente muy importante. Desde el principio, decidí grabar las entrevistas en vídeo para aprovechar la ocasión, pues no es habitual entrevistar a personajes tan relevantes (David Porter, quien compuso “Soul Man”, Willie Mitchell, presidente de Hi Records, o la mismísima Zelma Redding, que no acostumbra a conceder entrevistas y es una mujer encantadora)… pensaba que si todo iba bien, aprovecharía aquellas entrevistas para un posible documental, si no funcionaban me servirían como material para los reportajes escritos. Esta mentalidad a la hora de trabajar nos quitó presiones y nos permitió disfrutar del momento, pues se trata de gente muy cercana y humilde con muchas ganas de contar historias de aquella época…

Fue al tercer o cuarto día de viaje que empecé a darme cuenta del potencial del material que teníamos y que el documental ya no era una utopía, sino que era una realidad. Pero aún nos faltaba encontrar un hilo conductor para la historia, ya que hasta aquel momento sólo teníamos entrevistas con gente ilustre de la época que hablaban de sus experiencias del pasado. Faltaba la conexión actual, algo básico... Entonces nos presentaron a una peluquera que regenta una peluquería típica justo delante del Museo de Stax y esta señora nos contó su visión de la música soul y de los días del movimiento por los derechos civiles, pero de una forma muy directa y a pie de calle… y eso era lo que necesitábamos! Así fue como buscamos un par más de barberías típicas (el centro neurálgico de los barrios negros) y hablamos con sus encargados, con la gran suerte que en una de ellas conocimos a la joven cantante Valencia Robinson y allí la historia del documental acabó de tomar forma… surgió la conexión con el hip-hop, con las nuevas generaciones, los problemas de la sociedad actual y gozamos de una interpretación a capella impresionante… el video que hay colgado en youtube



BSH: Ya que hemos entrado en materia, ¿Cómo ves el actual panorama musical negro en comparación con aquellos lejanos sesenta?

David Moreu: Es evidente que desde hace un par o tres de años parece haber un revival de la música soul, tanto con cantantes (la cara visible es Amy Winehouse) e instrumental. Y lo más sorprendente es que la gente vuelve a grabar en analógico y en directo, como en los viejos tiempos! Creo que la gente está un poco cansada de la música prefabricada y hoy está más receptiva que nunca a propuestas “auténticas”, aunque vengan de multinacionales. Hay grupos muy buenos que están haciendo una música espectacular como es el caso de Big Boss Man, Lefties Soul Connection o The New Mastersounds en el terreno instrumental… o gente como Alice Russell, Eli “Paperboy” Reed, Kylie Auldist o el “pop idol” Guy Sebastián en el terreno vocal.

También están Sharon Jones & The Dap-Kings, que son lo más auténtico que he escuchado en mucho tiempo e incluso también hay grupos desde Japón, como los Osaka Monaurail… casi nada!

Sin olvidar que aquí en España hay grupos muy buenos y con potencial internacional, como The Right Ons… para mi gusto, uno de los grupos con mejor directo hoy en día.

blog comments powered by Disqus