Beyoncé - I am... Sasha Fierce (Columbia Records, 2008)

Cada vez que Beyoncé anuncia la publicación de un nuevo álbum, todos los medios internacionales (sin excepción alguna) se vuelcan con esta reina Midas del mundo del espectáculo. Si a estas alturas aún no te has enterado que "I am... Sasha Fierce" es el título del tercer trabajo en solitario de la Destiny's Child predilecta, ¿En qué clase de jaula te escondes? La niña bonita de Mathew Knowles destapa su alter ego con esta doble producción y como en BSH somos así de chulos y ella nos lo ha puesto a huevo con la diferenciación, nos vamos a permitir el lujo de obviar esa segunda entrega que pone título a su particular Mr. Hyde escénico, como si la atrocidad acústica que forman canciones como "Diva", "Radio" o "Video Phone" no hubiera visto la luz ni en nuestras peores pesadillas. Si solo tenemos en cuenta el primer CD, "I am..." podría definirse como una evolución interesante en la carrera de esta vocalista curtida desde muy jovencita en el gospel. Aunque estamos convencidos que de no ser por el nombre que lo firma, este elepé habría pasado más que desapercibido para la gran mayoría de fanáticos de la artista. Obviamente Beyoncé no podía dejar pasar la oportunidad de subirse al carro que ha vuelto a colocar al pop mirando hacia finales de los ochenta, en el que dominan las cajas asincopadas, los sintes y los arreglos de cuerda, recuperados por exitazos como el "Umbrella" de Rihanna o incluso un Apologize con el que Timbaland ha hecho de One Republic el grupo revelación de 2007; estilo que ahora explotan iconos como Leona Lewis o la propia Alicia Keys. Es esa misma onda la que siguen "Halo" o "Scared Of Lonely". Pero si se escucha detenidamente, una buena parte de los temas que forman esta primera mitad tienen mucho de folk, e incluso si me apuran, ciertos resquicios de la tradición bluesística; es este pop acústico elegante y sereno, muy distante de los hits urbanos a los que esta diosa del marketing nos tiene acostumbrados, el que nos ha convencido de que a pesar de haberse desviado del camino por sendas que a algunos nos parecen intransitables, aún queda algo de talento en la lider del trio femenino más vendedor de los noventa. Así pues nos complace destacar un soberbio (vocalmente hablando) "Ave María", los orgánicos "Smash Into You" y "Satellites" o un hermoso "That's Why You're Beautiful" al que podría haber puesto voz sin ir más lejos la mismísima Lizz Wright. Lo de hablar de "Single Ladies" mejor lo dejamos para otra ocasión...

blog comments powered by Disqus