Siji - AdéSiji (Ivy Records, 2008) [Ddls]

En 2004, con God-given, el británico de ascendencia nigeriana Siji nos invitaba a dar un paseo musical por el continente africano; un viaje con el que adentrarnos en el mágico mundo de la poliritmia, la percusión tribal y toda esa serie de factores que tanta importancia han tenido en el desarrollo de cualquier expresión musical de base afro. Si a este concepto le añades una buena pizca de soul y un buen manojo de groove, te encuentras con uno de los mejores debut de la presente década que por alguna extraña razón ha pasado bastante desapercibido. No podemos permitir que le ocurra lo mismo a su segunda aventura discográfica, un AdéSiji que profundiza aún más en las raíces llevando el soul de las islas a un terreno algo más profundo, más orgánico aún que God-given. El nuevo álbum de este soberbio vocalista y productor es una bomba de relojería a punto de explotar en tus oídos, con buenas dosis de jazz, potentísimas bases de soul en las que bajos y guitarras de corte funkero, vientos y coros de origen gospel (coros en los que nuestro protagonista semanal demuestra sus grandísimas dotes armónicas junto a un conjunto femenino que suena a gloria) recogen su influencia de la vieja África y la tradición Yoruba para trazar esta amalgama musical que viene a reivindicar una corona que Siji merece más que muchos de los más reconocidos patriarcas de la cultura afroamericana. Sobran las palabras cuando en nuestro reproductor suenan los primeros acordes de "Fantasy", con esos sintes de teclado que nos maravillarán a lo largo de estas doce asombrosas composiciones. "Eniyan Dudu", "Here, There & Everywhere", "Room Full Of Noise" o una insuperable "Muzak" son solo algunos de los ejemplos con los que este inglés de voz sedosa nos lanza un órdago que aceptamos encantadísimos. Ya sea en inglés, Yoruba o, por qué no, español - el idioma no es determinante cuando se pone el alma - lo que nos ofrece AdéSiji nos da razones de sobra a los que amamos tanto esta cultura para seguir disfrutando de toda su belleza. ¿El mejor disco del año? Se aceptan apuestas.

blog comments powered by Disqus