Sam & Dave - Soul Men (1967)

Cuando por primer vez escuché el nombre de la pareja que cantaba esos espectaculares y afamados "Soul Man" y "Hold On, I'm Coming", me eché a reir. "Samuel y David" sonaba un poco ridículo para la música que hacían, pero con el tiempo comprendí que Sam Moore y Dave Prater se merecían todo nuestro respeto y admiración por ser dos de las grandes voces del soul de los sesenta, secularizando las raíces gospel de esta música e incorporando elementos del blues más negro. Tras conocerse a primeros de los sesenta y después de una serie de grabaciones infructuosas que no llegaron a buen puerto, la Atlantic de Jerry Wexler los fichó en 1965 para cederlos a su, por aquel entonces, compañera subsidiaria Stax. Allí, llevados de la mano del equipo de producción formado por David Porter y un joven Isaac Hayes y por Booker T. Jones y su Memphis Group, es donde tuvieron sus mejores y mayores éxitos. Sin embargo, si por algo se recuerda a esta dupla es por su mencionado éxito "Soul Man", presente durante cuatro décadas largas en cualquier recopilatorio de soul clásico medianamente representativo. Esta canción ya transformada en himno con el paso de los años abría el tercer trabajo de estudio de unos Sam & Dave que se proclamaban "Soul Men" desde el propio título de un disco con sabor a sur y a años sesenta. Gospel y blues se dan la mano en las gargantas de estos dos animales escénicos a los que tanto tenemos que agradecer los aficionados al soul y al R&B. Además, con Hayes y Porter componiendo y produciendo, Steve Cropper en la guitarra, Donald "Duck" Dunn en el bajo y los Memphis Horns ayudando desde atrás con sus coberturas de metal, "Soul Men" se convierte en un disco obligatorio. Ahora que los sesenta siguen vivos gracias a "Paperboy" Reed o el último trabajo de Raphael Saadiq, no dejéis pasar la oportunidad de recordar a los artistas y bandas, como los propios Sam & Dave, que les abrieron el camino y plantaron la semilla para que otros siguieran sus pasos. En las raíces está la salvación.

blog comments powered by Disqus