The Meters - Fire On The Bayou (1975)

No salimos de Nueva Orleans y de los metales de la Dirty Dozen Brass Band y nos vamos 33 años atrás para revivir una de esas bandas imprescindibles de la historia afroamericana. Cuando Art Neville (teclados y voces) reunió a sus colegas Leo Nocentelli (guitarra), Joseph "Ziggy" Modeliste (batería) y George Porter Jr. (bajo) a mediados de los sesenta para formar The Meters, nadie imaginaba que este cuarteto pasaría a ser en los años posteriores el estandarte de la música de la ciudad del Mardi Gras y, junto con Sly Stone y James Bown, quizá la banda de funk más importante e influyente en generaciones posteriores de souleros, funkarras y hiphoperos. En 1969 debutaron bajo la batuta apadrinadora de Allen Toussaint en la producción con un álbum homónimo totalmente instrumental donde se incluían clásicos tan conocidos y básicos como "Cissy Strut" o "Sophisticated Cissy".

Su tercer trabajo para Reprise, "Fire On The Bayou", fue publicado 6 años después cuando bandas como Earth, Wind & Fire, Funkadelic, Parliament, Ohio Players y Kool And The Gang al igual que los experimentos de Herbie Hancock con el funk estaban en la picota. Los Meters, lejos de amilanarse, dieron de lleno en la diana con uno de sus mejores elepés donde siguen con la fórmula vocal introducida unos años antes por Art Neville. Ahora bien, describir como suenan es casi una quimera, no porque su sonido sea indescriptible, sino porque tocan tan condenadamente bien que no se puede apreciar con solo unas palabras. Los riffs de guitarra de Nocentelli imitados hasta la saciedad en muchos músicos de hoy día, la línea inimitable de bajo de George Porter y los ritmos de "Ziggy" Modeliste, base para formaciones que se hacen famosas haciendo funk para blancos como los Red Hot Chilli Peppers, son ya clásicos dentro del funk con más groove. Además el virtuosismo de los arreglos y la profundidad a la que llevan el soul, el R&B y músicas sureñas como el cajún o el zydeco es algo que tendremos que agradecerles siempre como parte inherente de la música que ha venido después. Digamos que sin Meters no hay D'angelos, Erykahs, ni Saadiqs. Así que puedes conocer a James Brown y a George Clinton, pero si no conoces a la banda liderada por Art Neville, algo en tu espíritu "afro" está cojo. Soluciónalo ya. Aún estás a tiempo.

blog comments powered by Disqus