B.B. King - One Kind Favor (Geffen Records, 2008)

Más de cincuenta años contemplan la carrera del intéprete, músico y compositor de blues más famoso de la historia. Y es que B.B. King y su inseparable compañera Lucille (su guitarra Gibson) llevan desde mediados de la década de los cincuenta repartieron portentosas y generosas porciones de blues. Son ya 83 años los que lleva a sus espaldas el considerado mejor guitarrista vivo de la historia de la música rock, es incapaz de tocar de pie en sus actuaciones, la voz no es la misma que hace tan sólo 20 años y su destreza con las seis cuerdas también se ve resentida debido a las inclemencias que, indudablemente, el paso inexorable del tiempo causa en la persona, pero aun así su esencia sigue viva. Esto hace que un disco de B.B. King siga siendo, cuanto menos, interesante. Sin embargo, y en un mercado tan poco prolífico actualmente como el de la música blues, King se destapó este verano y para celebrar sus nosécuantos años en la picota nos regaló su última y grandiosa propuesta. "One Kind Favor" es un disco de blues en toda regla, sí, pero también cuenta con no pocas incursiones en el R&B desde la perspectiva atemporal que otorga grabar versiones de los más grandes músicos de blues que ha parido el sur de EEUU. Así, desfilan entre los doce cortes del álbum, composiciones originales de su gran ídolo Lonnie Johnson, T-Bone Walker, Blind Lemon Jefferson o Big Bill Broonzy unidas a la gran labor de producción que T-Bone Burnett lleva a cabo. "One Kind Favor" es una fantástica oportunidad que no debes dejar pasar para escuchar de primera mano algunas de las canciones que en su día brillaron dentro del cancionero afroamericano y que ahora lo hacen en la garganta madura y los dedos desgastados del abuelo del blues, B.B. King. Larga vida al rey.

blog comments powered by Disqus