Amos Lee - Last Days At The Lodge (Blue Note, 2008)

Sorpresas te da la vida. Algo así debió pensar Amos Lee el día que decidió plantar su batuta de maestro para emprender su propia carrera musical. No le resultó muy complicado; bastaron cinco temas de un EP autoproducido para que uno de los sellos emblemáticos de la historia del jazz como es Blue Note, hiciera de él su nueva estrella. No es de extrañar que la que por entonces era su figura más visible de cara al gran público, Norah Jones, se fijará en él y se convirtiera de forma indirecta en su madrina al participar en la grabación de varias canciones de su primer álbum y contar con él como telonero para su gira de 2004. Pocas cosas han cambiado desde entonces para el compositor americano; tres álbumes de estudio abalan una de las trayectorias más consecuentes de los últimos años, que ha llevado el folk hasta terrenos más negros de los habituales. Y en esa misma linea aunque con una aparente madurez instrumental y una contundencia que se echaba de menos en sus anteriores propuestas, nos llega Last Days At The Lodge, un elepé producido por Don Was que incluso sorprende a los que ya veíamos en Lee todas las cualidades de los músicos de renombre que han pasado por las manos del mítico arreglista, desde los Rolling hasta Bob Dylan, desde George Clinton a B. B. King. No me malinterpreten, aún queda mucho camino por recorrer y mucho por demostrar pero basta escuchar "Listen", magnífico primer single, para reconocer la pasta de la que está hecho este joven de Philadelphia con aspecto de bohemio universitario. Todos y cada uno de los once cortes de este tercer largo nos dejan con ese regusto sureño, ambientado con percusiones de nivel, brillantes melodías de guitarra acústica y una voz con una cantidad de matices asombrosa. Sin duda, estos "últimos días en el refugio" son una referencia que no puede dejar pasar.

blog comments powered by Disqus