Vijay Iyer - Tragicomic (2008)

Los caminos del jazz son amplios e inabarcables y muchas son las ramas que surgen de la bonita idea que un día Buddy Bolden llevó a cabo. Parece mentira que a partir de esos orígenes, surjan tantas y tan distintas variaciones dentro de un solo género. Este año, como todos, es buen tiempo para el jazz.y una de sus novedades más interesantes es el último disco del pianista de origen indio, Vijay Iyer. Aupado, por méritos propios, a lo más alto del escalafón jazzístico actual, el pianismo de Iyer es una de las mejores muestras de lo perfecto que puede sonar un determinado género si dejas el alma en ello. Curtido en el M-Base de Steve Coleman, Iyer plasma en este “Tragicomic” sus enrevesadas melodías, sus ritmos Hip-Hop y una ilimitada capacidad de exploración. Es por esta razón por la que no estamos ante un trabajo para todos los públicos, pero eso no tiene por qué ser un obstáculo, más bien un acicate para que el aficionado devorador de buena música no caiga en el sedentarismo.

Junto al saxo alto Rudresh Mahanthappa, el contrabajista Stephan Crump y el baterista Marcus Gilmore, Vijay Iyer firma uno de sus mejores trabajos. Diversas son sus influencias: bop, free, World music, Hip-Hop y reggae se encuentran fácilmente en este elepé, aunque algunas más a la vista que otras que, tras una envolvente intro en “The Weight Of Things”, se empiezan a poner de manifiesto en “Macaca Please”, un sorprendente tema repleto de fiereza y agresividad. Escalofriantes también se tornan algunas composiciones como “Comin’ Up”, “Without Lions” o la casi libre “Mehndi” a la que “Age Of Everything” y “Window Text” ponen el contrapunto rítmico cuasi M-Base. Tiempo hay también para un bonito y retrospectivo estándar, “I’m All Smiles”, interpretado a la perfección. Un álbum envolvente, enérgico, cercano al misticismo y con aires de Andrew Hill, McCoy Tyner o de pianistas mucho más modernos como Matthew Shipp. Todo ello es lo que es “Tragicomic”, una maravillosa experiencia que, seguro, no te dejará indiferente.

blog comments powered by Disqus