Raphael Saadiq - The Way I See It (Sony BMG/Columbia, 2008)

Hace unos años, cuando aún lo anglosajón no dominaba nuestra lengua, el término vintage era un punto indispensable en el decálogo de todo buen esnob con interés por la moda. Dale a tu vestuario alguna prenda de corte retro y serás el rey o la reina de la fiesta. Pues bien, parece que el mundo de la música vive un ciclo paralelo al de la moda y con una frecuencia cada vez mayor, los estantes de nuestras tiendas de música (por desgracia esto sí que está pasado de moda) y catálogos digitales se llenan de novedades con aires clásicos. De eso precisamente se trata, de adaptar el "savoir fair" de las viejas generaciones a la época actual. En esta tarea se ha implicado al máximo nuestro protagonista de la semana, Raphael Saadiq. Sharon Jones, Nicole Willis, el debutante Eli "Paperboy" Reed y sin ir más lejos la propia Amy Winehouse como contrapunto mediático del asunto, ya han explotado esa faceta retroactiva del mercado contemporáneo; todos tienen algo en común con Saadiq, productos con solera.

The Way I See It coloca al productor de moda una vez más (concretamente la cuarta en su carrera) en la élite de los actuales soulman. Y es que aquel que fuera lider de los Tony! Toni! Toné! y cabeza visible de Lucy Pearl se ha vuelto a superar. Enfrascado en recuperar la esencia de las grandes figuras del rhythm & blues clásico, Saadiq ha parido un álbum sobresaliente, en el que la instrumentación, la composición melódica e incluso la mezcla y el mastering (que al fin y al cabo son fases claves para ese puntito añejo que destila este largo) nos trasladan sin más dilación a la época dorada de la canción negra. "Mientras componía para el disco, veía videos de Gladys Knight & The Pips, Al Green o The Four Tops... y decidí fusionarlos."

Así pues todos y cada uno de los temas de The Way I See It mantienen, en los escasos cuarenta minutos de duración, un altísimo nivel. Las colaboraciones no hacen sino corroborarlo; aunque "Just One Kiss" con la británica Joss Stone (para la que Saadiq produjo su último trabajo Introducing...), la armónica de Stevie Wonder en "Never Give You Up" o la impactante aportación de Rocío Mendoza en "Calling", no restan ni un ápice de calidad a perlas como "100 Yard Dash", "Big Easy" o ese fantástico primer single, "Oh Girl". Esta es una recomendación que, esperamos, degusteis con buen paladar. 

blog comments powered by Disqus