Del lounge al nu-soul, Venueconnection publica su segundo LP

Como un buen trago de agua fresca en una tarde de verano, la formación VenueConnection respondía a la llamada del buen gusto cinco años atrás; una nota discordante en un desierto musical, el español, tan falto de buenas propuestas como de público exigente. Javier del Águila y Fara Álvarez presentaban un primer EP instrumental, “Orange Light In The Panton Room”, de adquisición exclusiva en la red. Un total de cuatro temas compuestos por Javier con ciertos resquicios electrónicos y una patente vena funk. Tres años después, un puñado de buenas composiciones y una nueva incorporación vocal, Ángeles Gómez, dieron lugar a su primer larga duración, “Strawberry Swan Lake”; propuesta indicada para oidos sibaritas que roza con timidez el terreno jazzístico y lo adereza con melodías cargadas de soul, manifestando así una originalidad impropia del terreno patrio que algunos calificarían como acid-jazz y que ellos condimentan con una buena dosis de lounge. Como pueden imaginar, la ambientación corre de su cuenta.

De cuba, el teclista Sergio Delgado y de la experiencia, la madurez. VenueConnection, ahora reconvertidos en cuarteto, editarán a principios del próximo año su segundo elepé, "Madrid Boggie", con Karl Frierson (De-Phazz) al micrófono, Román Filiú (Chucho Valdés, Incognito, Roy Hargrove) al saxo y Mauri Sanchís al hammond; colaboradores de índole internacional y calidad más que demostrada que aportarán su granito de arena - regresando por un instante a la metáfora del desierto - al crecimiento, en todos los aspectos, de la formación española. Su música evoluciona hacia nuevos ámbitos estilísticos que conviven con el funk, el jazz, o el soul contemporáneo, en un trabajo de corte orgánico que se nutre además de la tradición afro-cubana para componer una suerte de temas uptempo instrumentalmente impecables. Y las fronteras, para el que las quiera. VenueConnection parece haberse convertido en una plataforma al estilo de bandas como los británicos Incógnito - liderados por Jean-Paul Blue Maunick - por la que desfilan músicos de postín, Petur Eiriksson (Trombón), Hansel Luis (Trompeta), Eduardo Coma (Violín), Rosalia Vazquez (Chelo) o Miguel Cabana (Batería). Un conglomerado impensable hace tan solo un par de años en el deprimido circuito musical de nuestro país que hace de "Madrid Boggie" el disco más esperado de la temporada.


blog comments powered by Disqus